2.November.2021

Historias de la gira: Perdí la voz en algún lugar de Europa

Por Leila Abdul-Rauf

Todo comenzó con un pequeño picor en la garganta. Acababa de aterrizar con mis compañeros de Vastum en Berlín, la mañana después de un bolo en Estocolmo que dimos inmediatamente después de un vuelo de 10 horas desde Oakland (California). Sin descansar y aún con el jet lag, proseguimos nuestra primera gira europea y marchamos hacia Breslavia (Polonia), una ciudad con una importante escena underground. Aquel trayecto de cuatro horas de Alemania a Polonia fue como un pequeño saltito después del largo viaje del día anterior para cruzar el Charco. Yo ya había girado por Europa con otras bandas, por lo que conocía los cuidados personales básicos. La hidratación y el sueño son esenciales, así que ¡hay que beber agua y dormir siempre que se pueda!

Pensé que igual estaba deshidratada por los vuelos, ya que en la aduana te hacen tirar todos los líquidos antes de entrar en el país y la mayoría de los aeropuertos europeos carecen de fuentes de agua, al contrario que en Estados Unidos. Así que pueden pasar horas antes de llegar a una tienda para comprar una botella de agua. Además, nunca he podido dormir en los aviones, una doble tortura si se combina con el jet lag.

[RS+] [News] Tales from the Tour: I Lost My Voice Somewhere In Europe - airport walkway 960 Los aeropuertos no siempre son los paraísos de la hidratación que cabría esperar.

Todo músico en gira debe lidiar con el jet lag, la maligna fatiga que se apodera de ti cuando cambias de zona horaria. En mi experiencia, es mejor obligarte a seguir en pie hasta que llega la hora de dormir local. Puede ser terrible, pero no hay nada peor que echarte en el hotel a las cuatro de la tarde, nada más aterrizar, despertarte a medianoche y que te vuelva a entrar sueño a la tarde siguiente, cuando es la hora de la prueba de sonido. Dos opciones que funcionan bien para realinear el ritmo circadiano es reservar vuelos que aterricen muy de noche, para que puedas irte directamente a dormir, o, si aterrizas durante el día, organizar un bolo esa misma noche, de modo que no te quede otra que mantenerte en pie. Un café cargado o un té pueden complementar la adrenalina del directo para salir adelante. ¿Te cuesta dormir después del concierto? Toma melatonina o una infusión de raíz de valeriana con manzanilla.

[RS+] [News] Tales from the Tour: I Lost My Voice Somewhere In Europe - tea 960 De gira, las infusiones sirven para aliviar la voz y ayudar a conciliar el sueño.

Pese al jet lag, el concierto de Breslavia fue increíble: la sala llena de metaleros meneando la cabeza, haciendo pogo y coreando el nombre del grupo cuando acabamos. A la mañana siguiente, fue de vuelta en Alemania, al sur de Zwickau, cuando el picor de garganta se convirtió en auténtico dolor e hinchazón, y con un resfriado a juego. Perdí la voz por completo y apenas lograba susurrar. Como guitarrista que hace también la mitad de las voces (¡todo gutural!), estaba moderadamente asustada: ¿cómo iba a sobrevivir al resto de la gira? Y, como dicen, aquel espectáculo debía continuar. Por suerte, el vocalista principal se sabía mis letras de memoria y aquella noche lo hizo bastante bien, pero la gira no podía seguir así, claro está. Tras acabar nuestra actuación, volví de inmediato al hostal para ahogarme en líquidos: té para la garganta, las infusiones de jengibre y el agua a temperatura ambiente son mis favoritos. Después, caí en el más feliz de los sueños.

[RS+] [News] Tales from the Tour: I Lost My Voice Somewhere In Europe - cognac 960 Algunos vocalistas beben brandy para recuperar la voz durante un bolo, pero a mí me funcionan mejor las bebidas sin alcohol y mucho descanso.

Al día siguiente comencé a recuperar la voz, lo bastante para salvar el resto de los conciertos, pero requirió mucho esfuerzo: descanso absoluto de la voz entre conciertos, hidratación sin una gota de alcohol y dormir mientras todos los demás se iban de turismo por la ciudad y de juerga hasta las tantas. Me sentí sola, pero hubiera sido muchísimo peor no dar al público europeo la oportunidad de escuchar por primera vez a Vastum en directo con su formación al completo.

Leila Abdul-Rauf es multiinstrumentista y compositora. Vive en Oakland (California). Leila es guitarrista y vocalista de los grupos de metal Vastum, Hammers of Misfortune y la banda de post-punk etéreo Terebellum. También compone y produce música ambient con su propio nombre, con el trío electrónico Ionophore y con el dúo de synth-folk Fyrhtu. Ha hecho giras internacionales y en su tiempo libre imparte clases privadas de guitarra y voz.

"Airplane landing at Zurich airport", por Kuhnmi, se utiliza con licencia CC BY-SA 4.0.

"Airport people walking waiting", por Skitterphoto, se utiliza con licencia Pixabay.

"Infusion tea teacup ginger", por natalialin, se utiliza con licencia Pixabay.

"Cognac brandy alcohol", por PDPhotos, se utiliza con licencia Pixabay.

¡Aprende a tocar esta canción y muchas más! Prueba Rocksmith+ y da el siguiente paso en tu viaje musical.

Comparte en redes sociales

Visita todos nuestros canales

YouTubeTwitchtwitterfacebookinstagramUbisoft Forums Button IconForum