31.August.2021

La controvertida grabación de Essex, de Alison Moyet

Que la visión creativa y la libertad de un artista se alineen con el éxito comercial es un sueño hecho realidad... normalmente. Sin embargo, las realidades económicas del negocio de la música pueden hacer imposible mantener un logro así a lo largo del tiempo. Aunque la poderosa cantante Alison Moyet ha disfrutado de un considerable éxito mundial en su extensa carrera en solitario, en ocasiones ha pagado un alto precio, por ejemplo, cuando los ejecutivos discográficos dieron más importancia a la cuenta de resultados que a la autenticidad de la visión artística.

Alison comenzó su carrera en solitario tras disolverse el dúo de synth-pop Yazoo (conocido como Yaz en Norteamérica), con el que alcanzó notoriedad en 1982. Éxitos como «Don't Go» y «Only You» inundaron las ondas radiofónicas con melodías de sintetizador tremendamente pegadizas, cortesía del compositor y exmiembro de Depeche Mode Vince Clarke. Pero en el centro de Yazoo, y de todas las canciones que Alison ha interpretado desde entonces, en realidad, está esa distintiva voz bluesera de contralto que la ha convertido en un icono de la música de club.

Fuera del reino de los clubes y discotecas, en 1994 Alison buscó un sonido más crudo y desnudo para su álbum Essex (así llamado por su condado natal, en Inglaterra), algo que al final se volvió en su contra. Su sello rechazó el disco y se negó a lanzarlo si no volvía a grabar la mayoría de las canciones para darles un sonido más comercial y accesible. Es lo último que quieres oír de tu casa de discos después de dedicar un gran esfuerzo a crear exactamente el sonido que buscas, unas canciones que, en palabras de Alison, «podías tocar simplemente con una guitarra y seguirían siendo reconocibles». Si quería lanzar el álbum, no tenía más opción que ceder a las exigencias de Columbia, que incorporó al productor Ian Broudie para volver a grabar la mayor parte del disco. Pese a todo, Alison mantuvo una actitud positiva. Más adelante recordaba: «Me costó algo de energía tener que grabarlo dos veces, pero Ian es un tipo inteligente y resultó ser otra experiencia interesante».

Una de las canciones del Essex original que sí llegó al álbum fue una evocadora balada acústica, «Whispering Your Name», escrita por el cantante y compositor estadounidense Jules Shear. El arreglo mínimo de Alison funciona a la perfección gracias a un rítmico rasgueo acústico que complementa la exuberante atmósfera de los sintetizadores. Como el primer sencillo de Essex, «Falling», no cumplió las expectativas del sello, para el segundo se decidieron por una versión dance de «Whispering Your Name». Aunque varios artistas han versionado la canción desde que Jules grabó la versión original en 1983, la interpretación dance de Alison Moyet fue la única en llegar a las listas y se coló en el Top 40 del Reino Unido.

Pese a la doble grabación de Essex, el álbum no alcanzó el resultado que la discográfica esperaba. Alison Moyet no se mordió la lengua al comentar la experiencia: «Unas ventas horribles pero nadie se arrepiente de nada». ¿Le hubiera ido mejor a la grabación original del álbum? Nunca lo sabremos, pero esperamos que esta historia haga que más sellos permitan a los artistas crear obras musicales y no meros productos.

Leila Abdul-Rauf es multiinstrumentista y compositora. Vive en Oakland (California). Leila es guitarrista y vocalista de los grupos de metal Vastum y Hammers of Misfortune, y de la banda de post-punk etéreo Terebellum. También compone y produce música ambient con su propio nombre, con el trío electrónico Ionophore y con el dúo de synth-folk Fyrhtu. Ha hecho giras internacionales y en su tiempo libre imparte clases privadas de guitarra y voz.

Alison Moyet, Dublin 2008, por Martin Dobey, se utiliza con licencia CC BY 2.0.

¡Aprende a tocar estas canciones y muchas más en Rocksmith+! Suscríbete y da el siguiente paso en tu viaje musical.

Comparte en redes sociales

Visita todos nuestros canales

YouTubeTwitchtwitterfacebookinstagramUbisoft Forums Button IconForum