9.March.2022

Los secretos emocionales del «Why» de Annie Lennox

Para algunos, la imagen de Annie Lennox será siempre la de los años 80: el pelo corto y de color naranja brillante, el traje de corte austero y las letras obsesivas de la banda de synthpop Eurythmics. Pero VH1 la denominó «la más grande cantante blanca de soul viva» en parte por su primer álbum en solitario, Diva, lanzado en 1992 y que fue doble platino en Estados Unidos y cuádruple platino en Reino Unido. Su primer sencillo, «Why», tiene una letra emotiva que muestra el lado más suave e introspectivo de Lennox, muy alejado de su impetuosa interpretación de «Missionary Man».

La contemplativa introducción con cuerdas sintéticas y piano de «Why» da paso a una exuberante armonía a tres voces que canta el título y evoca un coro góspel en lo que, en esencia, es el estribillo de la canción. Canta las tres partes como acordes: el primero de la frase es un C mayor en primera inversión, lo que significa que la tercera del acorde (E) es la nota más grave, la quinta (G) está en posición media y la tónica (C) es la nota más aguda. Esta frase vocal termina en un A menor, también en primera inversión. En este caso, la tercera del acorde (C) es la nota más grave, la quinta (E) está en posición media y la tónica (A) es la nota más aguda.

Es importante señalar que C mayor y A menor son acordes relativos el uno del otro. Esto significa que las escalas de ambos acordes comparten las mismas notas, solo que reordenadas de manera diferente. Desde un punto de vista compositivo, el uso de acordes relativos permite realizar transiciones suaves, ya que en esencia se emplea la misma escala y, por tanto, son acordes que combinan muy bien juntos. El cambio entre acordes mayores y menores mutuamente relativos añade color y emoción: es posible alterar de forma drástica el temperamento de una canción sin abandonar la «escala base».

En 1:25 se produce un sustancial cambio de tonalidad, de C mayor a D mayor, lo que enfatiza las dudas que Lennox expresa sobre sí misma en la letra: «I tell myself too many times, why don't you ever learn to keep your big mouth shut?» («Demasiadas veces me pregunto: ¿por qué no aprendes de una vez a mantener esa bocaza cerrada?»). El tono vuelve a rebajarse con la suave transición de vuelta a C mayor («Falling from your mouth», «Saliendo de tu boca»). Este cambio de tonalidad se repite más adelante, tras lo cual regresa el precioso coro a tres voces, esta vez con la sentida voz principal de Lennox superpuesta, hasta que la canción termina de forma espectacular con un verso susurrado: «You don't know what I feel» («Tú no sabes lo que siento»). Se trata de un final con gran carga emocional para una de las mejores baladas de su carrera en solitario.

Leila Abdul-Rauf es multinstrumentista y compositora. Vive en Oakland (California). Leila es guitarrista y vocalista de los grupos de metal Vastum, Hammers of Misfortune y la banda de post-punk etéreo Terebellum. También compone y produce música ambient con su propio nombre, con el trío electrónico Ionophore. Ha hecho giras internacionales y en su tiempo libre imparte clases privadas de guitarra y voz.

«Annie Lennox DNP», por Britt Berger, se utiliza con licencia CC BY-SA 3.0.

Comparte en redes sociales

Visita todos nuestros canales

YouTubeTwitchtwitterfacebookinstagramUbisoft Forums Button IconForum